SUGERENCIA DE TRABAJO INTERNO Junio, 2020.

 

Utilizaremos la energía del día para reactivar nuestra energía.

 

El sahúmo es un ritual muy antiguo y sagrado que permite que la energía estancada circule y se limpie. Las culturas ancestrales eran profundamente conscientes de que la naturaleza ofrece todo lo que el ser humano necesita para sanar el cuerpo físico y el alma. La idea es que somos parte esencial de la sabiduría de la tierra y podemos regalarnos la posibilidad de transformar la vibración de un espacio o de una persona para atraer amor, calma, claridad.

 

Nos inspiramos en un texto, cortesía de los GUARDIANES DEL FUEGO Y EL ARTE DE SAHUMAR. (Solo lectura).

 

Sahumaré

 

Sahumaré mis brazos por debajo y por arriba para que tenga mis alas libres para volar.

 

Sahumaré mi coronilla para limpiar las viejas memorias que me llevan a repetir lo que no quiero -una y otra vez-, y me conecte con bendiciones del mundo de arriba.

 

Sahumaré mi frente para espantar los pensamientos que nublan mi visión, mis ojos para que pueda ver lo que aún no observo y mis oídos para que escuche el llamado de mi alma.

 

Sahumaré mi garganta para soltar el nudo que no me deja hablar y conectar mi mente con mi corazón.

 

Sahumaré mi corazón para espantar el miedo, para que se vaya bien lejos donde no me pueda hallar, y me abra a recibir el amor verdadero.

 

Sahumaré mi plexo solar para que se apague el fuego del infierno que llevo dentro y pueda saborear el placer de la calma.

 

Sahumaré con fuego mi bajo vientre para que se quemen mis apegos, los amores que no fueron, los sueños que no nacieron y los hijos que no llegaron, para que se enciendan mis ganas de sentir, crear y empezar de nuevo.

 

Sahumaré con fuerza mi sexo, que es la puerta de entrada para quitar la basura que recogí de tanto intentar amar a otros y olvidarme de amarme.

 

Sahumaré mis pies para limpiar las huellas viejas y pueda dar pasos nuevos, abriré el camino con la medicina de mi intuición para que el nuevo destino se manifieste ante mí.

 

Sahumaré mi nuca, allí donde se esconde lo que me acecha.

 

Sahumaré mi espalda quitando el peso del pasado y la historia pesada que cargo.

 

Sahumaré mis manos para quitarme el daño, las amarras que tengo y estén bendecidas para dar y recibir.

 

EJERCICIO DE ATENCIÓN PLENA: Respiro SIETE VECES profunda, suave y conscientemente; disfruto de mi silencio y coopero con mis sentidos para sincronizarme con mi sabiduría interna, hacer la representación con un incienso y preguntarme, ¿qué necesito en este momento? ¿claridad, limpieza, confianza o tranquilidad? ¿armonización en general? Atrévete a ser consciente de tu poder sanador.

 

EJERCICIO: Consciencia, atención, acción. Enciendo un incienso y lo paso por las partes de mi cuerpo de acuerdo a la lectura previa; lo leo con voz consciente.

 

EJERCICIO DE ESCRITURA. 3 minutos.

Detectó tres resistencias que no me permitieron hacer el ejercicio de forma fructífera.

1.__________________________

2.__________________________

3.__________________________

 

ME REGALO 3 MINUTOS.

Las tres herramientas emocionales que sí me ayudaron a lograrlo son:

1.__________________________

2.__________________________

3.__________________________

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
1
Hola, En que podemos apoyarte?