SUGERENCIA DE TRABAJO INTERNO Junio, 2020.

 

Utilizaremos la energía del día para darnos cuenta de quien encuentra sentido puede soportar casi cualquier cosa; parte III y final.

 

“Cuando no podemos cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”

 

Este pensamiento del Dr. Frankl, aplica perfectamente al momento que estamos viviendo.

 

Tenemos frente a nosotros el desafío de cambiarnos a nosotros mismos, pero ¿cómo?

 

Aquí algunas ideas:

 

El punto de partida es hacer consciencia de que no es mucho lo que podemos hacer para cambiar la realidad global, más siempre podemos elegir con qué actitud enfrentarla. Necesitamos actitudes de generosidad, paciencia, tolerancia, valentía, esperanza, fe… Es la forma directa de ejercer nuestra libertad interior.

 

Ver en esta crisis, no solamente los peligros, sino las oportunidades: un cambio radical en nuestro estilo de vida, un cuidado muy distinto de nuestro planeta, una jerarquía de valores que pondere a la persona, no a las cosas, al tener, al hacer… Tenemos la oportunidad de perseguir ahora la justicia, la equidad por encima del consumismo en el que hemos vivido tantas décadas.

 

Podemos tomar también la oportunidad de darnos espacios para la reflexión que lleve a un mayor autoconocimiento. Pregúntate qué es lo que realmente necesitas, qué cosas, actividades, relaciones, planes no te aportan, qué cambios profundos deseas empezar a trabajar, qué experiencias quieres integrar a tu vida, etcétera. Tal vez experiencias que has deseado pero que comúnmente aplazas: leer más, aprender un idioma, escuchar más música, charlar con más frecuencia con esas personas que amas, más tiempo para tu familia, para tus amigos…

 

En la convivencia familiar forzada hay todo un tema también. Puedes elegir revisar la relación que tienes con tu familia. ¿Cómo es tu comunicación con cada uno? ¿Qué tanto les expresas tus sentimientos? Sean estos de afecto o de molestia. ¿Qué conflictos es necesario revisar y negociar o resolver? Sugiere a tu familia buscar cada uno momentos de soledad, de modo que no se saturen unos de otros. Que cada uno proponga actividades distintas, un rato de diversión, otro de cultura, de espiritualidad, de compartir experiencias y recuerdos para conocerse más profundamente, por ejemplo.

 

Perder la rutina habitual causa ansiedad a muchos. Es recomendable elegir una nueva rutina con ciertos horarios que den la sensación de estructura que las personas necesitamos: un tiempo para el trabajo que sea posible hacer desde casa, un tiempo para cocinar y comer, un tiempo para ejercicio, otro tiempo de lectura o esparcimiento, un horario de sueño que sea realmente reparador.

Tú eres un ser trascendente que no solamente es capaz de dejar huella sino que necesita hacerlo. ¡Hay mucha necesidad alrededor! Presta atención y aporta algo a quienes más puedas.

 

Algunas personas necesitarán más ayuda material, otras escucha o palabras de aliento. Recuerda que aún cuando la estemos pasando mal, siempre somos capaces de dar. Me parece que este es precisamente uno de los más fuertes llamados de esta crisis: salir del egocentrismo al genuino interés por los demás, por la naturaleza, por la vida.

 

Podemos acceder a esos recursos que el Dr. Viktor Frankl nos compartió en su Famoso libro El hombre en busca de sentido. ¡Lo que a él le ayudó a sobrevivir el Holocausto! El amor a la vida, a su familia y amigos, a su profesión. Apostarle a la vida, a pesar de las dificultades. Admirar la naturaleza. Arte y cultura. Servicio. Oración o meditación. Y claro, la elección de la actitud. En su obra escribe: “Yo no podía elegir ser prisionero o no, pero cada día elegí qué clase de prisionero quería ser.”

Nosotros hoy, no podemos elegir no atravesar esta pandemia, pero día con día podemos elegir cómo queremos enfrentarla.

 

¿Y el sentido? Transformarnos, humanizarnos. Cuando todo esto pase, ¡no seremos los mismos!

 

EJERCICIO DE ATENCIÓN PLENA: Respiro SIETE VECES profunda, suave y conscientemente; disfruto de mi silencio y coopero con mis sentidos para sincronizarme con mi sabiduría interna, y darle sentido a mi realidad utilizando todos mis sentidos.

 

EJERCICIO DE ESCRITURA. 3 minutos.

Detecto “tres obstáculos” que no me permiten pensar en los demás.

1.__________________________

2.__________________________

3.__________________________

 

ME REGALO 3 MINUTOS.

Las tres herramientas que me ayudarán “a dar algo a los demás” aun cuando creo que “no puedo dar nada” son:

1.__________________________

2.__________________________

3.__________________________

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
1
Hola, En que podemos apoyarte?