Te comparto la sugerencia de trabajo interno para el Hoy.

Utilizaremos la energía del día para dejar de huir de nosotros mismos.

Con humildad analiza tus últimas tres relaciones que se fracturaron, que se fueron, que se alejaron… tal vez fue un amigo cercano, un familiar o una pareja…

Atrévete a darte cuenta que les exigías que te dieran.

¿Era un proceso consciente o simplemente sucedía o pensabas que merecías que el otro aportara más porque tú eres especial?

Pudo ser… sentirte seguro, protegido, apapachado, querido, abastecido, placer, diversión, condiciones económicas, etc.

¡ESA CARENCIA ES SOLO TUYA!

Atrévete a darte en abundancia lo que quienes te criaron no pudieron darte. Atrévete a darte en abundancia lo que les pides, condicionas o exiges a los demás. ¡Esa es tu primera misión de Sanación Álmica!

EJERCICIO DE ATENCIÓN PLENA: Respiro siete veces profunda, suave y conscientemente; disfruto de mi silencio y coopero con mis sentidos para sincronizarme con mi sabiduría interna y darme cuenta que los seres humanos creemos que necesitamos muchas cosas para sentirnos vivos… familia, pareja, dinero, títulos, reconocimiento, logros, bienes, etc. Pero sólo necesitamos una cosa para estar de vivos de verdad. ¡Necesitamos que nuestro corazón lata! Cuando nuestro corazón se ve amenazado respondemos con una de dos formas: O corremos o atacamos. Es decir, luchar o huir. Es un instinto; no podemos controlarlo, ¿o sí?

Deja de huir de ti. El otro no te dará lo que tú no sabes darte.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
1
Hola, En que podemos apoyarte?