SUGERENCIA DE TRABAJO INTERNO DICIEMBRE, 2020.

 

Utilizaremos la energía del día para atender algunos consejos para evitar que el estrés afecte a nuestros pies; parte II.

 

Nos inspiraremos en un texto compartido en el Blog podoactivo y en un poema de Adelardo López de Ayala.

 

A unos pies.

Me parecen tus pies, cuando diviso

que la falda traspasan y bordean,

dos niños que traviesos juguetean

en el mismo dintel del Paraíso.

 

Quiso el amor, y mi fortuna quiso,

que ellos el fiel de mi esperanza sean:

de pronto, cuando salen, me recrean;

cuando se van, me afligen de improviso.

 

¡Oh pies idolatrados! ¡Yo os imploro!

y pues sabéis mover todo el palacio

por quien el alma enamorada gime,

traed a mi regazo mi tesoro,

y yo os aliviaré por largo espacio

del riquísimo peso que os oprime.

 

Ejercicios y hábitos para realizar en casa con los que lograrás relajar los pies. 

 

Masajea e hidrata tus pies.

Uno de los ejercicios que te aconsejamos para aliviar la tensión en la planta de los pies es masajear esta parte del pie. De este modo, conseguirás que se relajen las estructuras. Estos masajes son muy sencillos: pasa los pulgares desde el talón hasta los dedos ejerciendo presión. También puedes ayudarte de los nudillos y movilizar las articulaciones de los dedos. Puedes aprovechar este momento para aplicarte una crema y contribuir así a la hidratación de tus pies y mantenerlos en buenas condiciones.

 

Estiramientos para acabar con las molestias.

Los estiramientos alivian la tensión que sufren los pies. 

 

Algunos de los más sencillos y eficaces para realizar en casa son:

 

-Agarramos los dedos de los pies con la mano y los doblamos lentamente hacia el empeine.

-Sentados en el suelo con la ayuda de una toalla, llevamos el pie hacia la espinilla flexionado el tobillo.

-Nos situamos al borde de un escalón apoyando las puntas de los pies y dejando caer los talones.

-Realizamos movimientos circulares con los tobillos.

Rodamos una pelota sobre toda la planta.

 

EJERCICIO DE ATENCIÓN PLENA: Respiro SIETE VECES profunda, suave y conscientemente; disfruto de mi silencio y coopero con mis sentidos para sincronizarme con mi sabiduría interna, y observar lo que pienso y lo que siento en todo el cuerpo, después de atender a mis pies.

 

EJERCICIO DE ESCRITURA, 3 minutos.

Detecto tres “cosas que no me gustan de la forma de mis pies”.

1.___________________________

2.___________________________

3.___________________________

 

ME REGALO 11 minutos.

Hoy me consiento antes de dormir:

Masajeo, hidrato y estiro mis pies.

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat
1
Hola, En que podemos apoyarte?